CAUSAS FISIOLÓGICAS QUE SE PRODUCEN EN EL FÚTBOL

Desde hace muchos años, se recrea la discusión sobre el coste energético y las razones sobre el origen de la fatiga en el fútbol y, en particular, si es un deporte a “predominio aeróbico” o es a “predominio anaeróbico”, tal y como lo había definido el Dr. Edward Fox, hace algo menos de 4 décadas.

En la actualidad, ante un deporte que ha crecido ilimitadamente en competencia, con notable repercusión mediática y alta demanda en la profesión, se presenta una incidencia de lesiones muy frecuentes. La visión empírica habla de “casualidades”, “accidentes” o “fenómeno inherente a la alta exigencia del juego” (“se convive con la lesión”), y se enfrenta con una visión científica, que trata de describir las  “causalidades” que generan este cuadro de situación, que es mucho más complejo.

El hecho más importante se evidencia cuando analizamos los cambios en la relación jugadores-espacios dinámicos-tiempo de posesión del balón: comparando partidos de las décadas del 1960-1970 con partidos de 2000-2010, 20 jugadores de campo aumentaron sus distancias de desplazamiento entre 4.000-5.000 Mt. promedio, durante 90’ de juego (publicado en numerosas revistas científicas, a través de más de 25 años).

Por este hecho, se generó un incremento de las distancias de desplazamientos de 80/100 Km. por partido (“distancia colectiva”), en la misma superficie de juego de 105 Mt. x 70 Mt., y  con solo un único balón en juego.

El incremento del volumen fue acompañado por un aumento de  la intensidad, en forma casi proporcional, ya que hace décadas, se hacían de 40 a 50 carreras rápidas y “sprints” por match, y actualmente se realizan de 80 a 100 esfuerzos intensos, en los mismos 90’. Por esta razón, la dinámica del uso de la Fosfocreatina y del vaciamiento de Glucógeno es totalmente diferente.

Por estas razones, los espacios libres en el campo “desaparecieron” y los tiempos de recepcióny decisión con el balón se redujeron dramáticamente. Este incremento de volumen e intensidad de desplazamientos en el campo de juego se explica por un importante volumen/intensidad de movimientos para el “pressing” defensivo y recuperación del balón. Tras la posesión del balón, se generan muchos metros corridos para desmarcarse y ser opción de cesión/recepción del balón, para evitar el “pressing” defensivo del rival.

Causas de la fatiga en el fútbol

Desde ISAF, nuestro centro de formación deportiva, te contamos las causas por las que se presenta la fatiga en el fútbol (y en consecuencia, el aumento de la tasa de lesiones en este deporte):

1) Vaciamiento de las reservas de Fosfocreatina y déficit en la recuperación del músculo, con menor fuerza-potencia-velocidad.

2) Caída de la glucosa circulante, con posible fatiga neurológica.

3) Acumulación de Lactato en músculo y sangre, con incremento moderado del H+ y acidosis, lo que genera pérdida de la coordinación fina, menor control y técnica sobre balón, menor precisión, hiperventilación (agitación), pérdida de la percepción de la distancia balón-compañero-rival, obnubilación leve.

4) Hay vaciamiento de Glucógeno progresivo: disminución de resistencia aeróbica (corre menos metros), realiza menos sprints explosivos, con déficits en saltos, remates, bloqueos, etcétera. Este fenómeno se hace más evidente en la segunda mitad del segundo tiempo (últimos 20’-25’).

¿Qué tipo de jugador debemos construir físicamente (en sus cualidades condicionales) para competir en el Fútbol profesional contemporáneo, durante años de desarrollo de un modelo científico, en las divisiones infanto-juveniles?

  • Potencia aeróbica de alto nivel (60-65 ml/min/Kg).
  • Resistencia aeróbica y no oxidativa, con métodos fraccionados, generales y especializados.
  • Velocidad explosiva (ATP-PC) y velocidad coordinativa.
  • Velocidad prolongada.
  • Saltabilidad.
  • Amplitud de movimiento y flexibilidad.
  • Fuerza general y fuerza-potencia específica.

Dada la decisiva participación del sistema oxidativo en la resíntesis de Fosfocreatina y remoción- oxidación del Lactato, corrigiendo la acidosis y la fatiga intra-juego, podemos afirmar que el fútbol es un deporte aeróbico-no oxidativo alternado, intermitente, a predominio aeróbico, con pausas asistemáticas e incompletas.

Desde ISAF recomendamos a todos los profesionales que se dedican a la actividad física y la salud tener una sólida formación en fisiología deportiva. El Máster en Fisiología Deportiva + Certificación Internacional de fisiología aplicada a la nutrición, suplementación, hidratación y rendimiento deportivo te permite ampliar éste y otros temas.

No hay comentarios

Publica un comentario