Diferencias entre los cursos deportivos con homologación y sin ella

Diferencias entre los cursos deportivos con homologación y sin ella

Diferencias entre los cursos deportivos con homologación y sin ella

Vamos a comenzar con una buena jarra de agua cristalina, tranquilidad, que tampoco tiene que estar helada, bastará con que refresque.

Ahora, con la mente más despejada seguramente estás viendo venir la respuesta. Y

seguramente, has acertado.

Diferencias entre formarse con cursos deportivos homologados o no homologados, hay unas cuantas si bien, de entre todas ellas, hay una absolutamente determinante: un curso homologado es una llave maestra mientras que un curso no homologado, sencillamente no lo es.

La competitividad profesional está a la orden del día, y no es mala cosa esa de buscar al mejor para conseguir los mejores resultados ¿No te parece?

Es perfectamente lícito que las empresas a las que quieras pertenecer se guíen a la hora de formar plantilla, además de por el olfato, por la calidad de la formación deportiva de sus posibles colaboradores.

¿No harías tú lo mismo?

Los tiempos no están para paños calientes, no es que precisemos duchas escocesas

constantes y, si me apuras, ni intermitentes, pero sí debemos asumir que las jarras de agua fría pueden caer cuando menos te lo esperas y que lo mejor que podrás hacer cuando eso ocurra, será sacudirte, secarte y seguir adelante con la lección aprendida.

Porque si te ha caído una jarra de agua fría en tu carrera deportiva profesional, no lo dudes, será porque otra persona se ha librado de ella.

Será por jarras.

¿Y cómo ha sido eso? Todo ha ocurrido tan rápidamente que prácticamente solo has reaccionado cuando el agua de esa jarra metafórica, te había calado tanto que se te habían congelado las ideas.

Quizá estabas posicionado en los primeros puestos en un proceso de selección laboral y en el último momento no ha sido a ti a quien han llamado.

Quizá estabas finalizando tu proceso de prácticas en un centro deportivo y a punto de firmar un contrato de verdad cuando, casi sin darte cuenta, o mejor quitamos el casi porque verdaderamente no te has enterado, el compañero que no parecía tener tantas posibilidades se ha hecho con el puesto y ha estampado su firma en ese contrato que se te acercaba tanto, tanto, que ya le estabas poniendo ojitos.

¿Pero qué es lo que ha pasado? ¿Qué tienen ellos que no tengas tú?

Pues según cuentan los tiempos actuales a todo aquél que quiera prestarles atención, uno de los factores determinantes a la hora de elegir un candidato entre diferentes postulantes cuando están prácticamente igualados en otros atributos, es el grado de homologación de su formación deportiva.

Sin duda, hay cursos en el mercado, por no hablar del aprendizaje autodidacta, que procuran una excelente formación a quienes los reciben. Cursos diseñados de forma singular y creativa que no tienen que ceñirse a requerimientos de una institución formativa reglada para obtener respaldo de calidad. Los hay, y como solían decir hace unos años: en el pecado, llevan la penitencia; que traducido quiere decir que han tenido que pagar un peaje por esa libertad didáctica que los diferencia.

No son excluyentes, no es necesario desterrar unos y abrazar otros, pero sí es conveniente saber que un curso deportivo homologado aporta unas garantías y facilita unas ventajas que nunca podrá ofrecer un curso deportivo no homologado.

 Un curso homologado deportivo está respaldado por varias instituciones, lo que directamente aportará un plus al candidato a los ojos de sus posibles empleadores; además, permitirá movilidad internacional tanto para formación como para ejercer una profesión y, además, proveerá a quienes lo cursen, de una buena batería de créditos reconocidos y de valía singular según para qué puestos profesionales.

Los cursos deportivos homologados, además, tienen una mayor exigencia para con su cuadro docente. Para impartir una materia deportiva en un curso homologado, el profesor también ha de acreditar una formación a la altura de las exigencias del centro y su alumnado. Para decirlo de una forma más gráfica, no es solo que ambos tengan que hablar el mismo idioma es que tiene que estar en el mismo nivel.

Te estás formando, no te andes con medias tintas.

Estás apostando por tu futuro profesional en el mundo del deporte y las cosas no están para remilgos, o juegas fuerte y conociendo bien las reglas o quizá lo lamentes.

Los cursos deportivos homologados reconocidos y cualificados a nivel europeo, son un aval indiscutible para tu carrera deportiva, más aún si se da el doble reconocimiento del centro y de la formación que imparte.

Disponer de una titulación obtenida en un centro con esas características abrirá tu mente y te permitirá medirte en el panorama profesional, superar las más altas cotas y trabajar en Europa, Estados Unidos, Australia y muchos otros países.

Los cursos homologados deportivos te ofrecen eficiencia contrastada, consolidan tu formación y aportan credibilidad, consistencia y prestigio a tu carrera. Sin duda, factores que inclinarán la balanza a tu favor y desviarán de tu trayectoria las jarras de agua fría.

Una vez más, la decisión está en tu mano y ante ti las posibilidades para sentirte plenamente realizado como profesional deportivo.

Has elegido un futuro profesional ligado al deporte, eres una persona de tu tiempo, no te conformes con ser un personaje.

Título Profesional Europeo en Preparación Física, Entrenamiento Personal y Funcional

No Comments

Post A Comment

Cursos de Formación Deportiva del ISAF

Banner Seminario Anxo Pérez