Esteroides Anabólicos: acciones andrógenas y anabolizante  

esteroides anabólicos

Esteroides Anabólicos: acciones andrógenas y anabolizante  

El término esteroides anabólicos hace referencia a la hormona masculina Testosterona y sus derivados. Para comprender este grupo de sustancias se hace imprescindible discriminar entre la acción andrógena y la acción anabólica:

  • Acción andrógena: esta acción está relacionada con la caracterización sexual masculina. Entre estas se encuentra el desarrollo de órganos y caracteres típicos masculinos.
  • Acción anabolizante: se relaciona con el aumento de la tasa de síntesis de proteínas, crecimiento muscular, aumento de peso, aumento del apetito y sensaciones generales de bienestar. Se dice que un esteroide es anabólico cuando genera:
    • Crecimiento corporal, trofismo de cartílagos, huesos y músculos.
    • Previene la pérdida de nitrógeno.
    • Estimula la medula ósea (hematopoyesis).

Los esteroides anabólicos, sintéticos de la testosterona, fueron desarrollados en un intento de disociar la acción anabólica (anabolismo tisular)  de la acción andrógena (musculinizante o virilizante). Así, para que una sustancia sea calificada como anabólica, la acción primaria debe ser la anabólica y la acción secundaria la andrógena. Hasta nuestros días, no ha sido posible disociar totalmente estas dos acciones. Hay que tomar en consideración que a dosis altas todos los anabólicos tienen intensos efectos andrógenos. Todos los andrógenos tienen acción anabólica proteica además de la acción virilizante (la testosterona por caso es uno de los más potentes anabólicos).

 

Síntesis de la testosterona

La testosterona es producida en los testículos (células intersticiales de Leydig), ovarios y glándulas suprarrenales (corteza). La testosterona es una hormona esteroide de 19 átomos de carbono sintetizada a partir de colesterol.

testosterona

Los esteroides anabólicos, como derivados de la testosterona son moléculas que contienen 19 átomos de carbono distribuidos geométricamente formando este dibujo.

Cada carbono está numerado del 1 al 19. Esta estructura representa una molécula de un fármaco concreto y se llama molécula de esteroide. Aunque pueden encontrarse otros grupos (uniones de átomos a uno o más de los átomos de carbono), todos los esteroides anabólicos más utilizados contienen esta misma molécula o núcleo básico.

Al igual que con la mayoría de las hormonas esteroideas, el aparato digestivo no absorbe bien la testosterona; y lo que llega a la sangre es desactivado rápidamente por el hígado. Para incrementar la eficacia de los esteroides para uso terapéutico, los científicos han añadido un grupo lateral al carbono número 17. este tipo de esteroides, llamados grupos alquil, tienen menos posibilidades de que el hígado los degrade. Otros derivados, llamados 19-nortestosterona, están entre los más eficaces, pues tienen muchas propiedades anabólicas y pocas andrógenas.

Es importante comprender que la biosíntesis de las hormonas sexuales femeninas y masculinas presentan etapas iniciales comunes. Las diferencias en los productos finales en el hombre y la mujer son cuantitativas y no cualitativas, lo que depende de la cantidad de enzimas especificas que posee cada glándula.

Proceso de transformación en testosterona

El colesterol es transformado en pregnenolona a nivel de las mitocondrias, siendo esta última transportada al retículo endoplasmático. En el retículo la pregnenolona se convierte en testosterona en tres pasos:

Colesterol > Pregnenolona > Hidroxipregnenolona 17 > Dehidroepiandrosterona > Androstenediol = Testosterona

En el hombre adulto se producen alrededor de 6 a 8 mg de testosterona por día, y en la mujer la producción diaria es de 0,5 de testosterona y de 1,5 mg de androstenediona. Las concentraciones plasmáticas de testosterona son de 0,3 mg/100 ml.

En la mujer la concentración de testosterona en plasma es de aproximadamente 0,03 mg/ml. Se origina en el ovario, corteza suprarrenal y también por conversión periférica.

La testosterona puede ser absorbida por tejidos dependientes de esta hormona, como la próstata y la vesícula seminal. Actúa sobre los tejidos sensibles a la testosterona, como los riñones y los músculos esqueléticos. El hígado puede metabolizarla rápidamente y eliminarla o unirla a proteínas del plasma como albúmina y la globulina de unión a la hormona sexual (SHBG).

Sea cual sea el camino metabólico que tome la testosterona, la mitad de su vida (el tiempo necesario para degradarse la mitad de la sustancia original) es de sólo diez o veinte minutos. Esta corta vida indica que la testosterona natural tiene un uso terapéutico limitado.

¿Dónde se encuentran los esteroides anabólicos?

Como la mayoría de las sustancias químicas, la testosterona y sus derivados anabólicos producen sus efectos a nivel celular. Los lugares en los que los fármacos se combinan con las células se llaman receptores. Cada sustancia está diseñada para un receptor concreto. Los biólogos moleculares han bautizado esta afinidad como la hipótesis de la cerradura y la llave. De la misma forma que una cerradura está construida para una sola llave, también estas células admiten una única molécula geométrica. Cuando el fármaco llega a su receptor; se inician una serie de reacciones químicas (muchas de las cuales no se conocen) y se produce una respuesta biológica.

Las investigaciones indican que la mayoría de los receptores de los esteroides anabólicos están en el núcleo de la célula. Cuando se produce la reacción aumenta el nivel de ácido de la célula y la síntesis proteica. Existen también pruebas que indican que los esteroides anabólicos aceleran el crecimiento de las células sensibles a esta hormona.

La respuesta a un fármaco puede variar de forma considerable según las personas. Por ejemplo, dos personas que utilizan el mismo.

máster preparación física

El Instituto ISAF no intenta con este artículo prescribir ni fomentar el uso de ninguna sustancia prohibida. Solo se pretende informar sobre la realidad, para educar al profesional de la actividad física y la salud sobre los riesgos y peligros que corre con el uso de fármacos. Y queda bajo responsabilidad del lector el uso que éste pueda hacer de la información aquí recogida.

No Comments

Post A Comment