Densidad corporal - ISAF

Extrapolación de la Densidad Corporal

Desde nuestro centro de formación deportiva, el Instituto ISAF, vamos a seguir con la tercera y última parte del artículo de “Análisis de Antropometría, Cineantropometría y Composición Corporal”. Te aconsejamos leer la primera y segunda parte del artículo, antes de ponerte con éste.

¿Qué es la Extrapolación ?

La extrapolación consiste en que, una vez obtenida la DC (en forma directa o indirecta) se haga una inferencia posterior de la masa grasa/adiposa (en % ), y por defecto de 100, se calcule el % de masa libre de grasa o masa magra, aplicando las fórmulas de Siri o de Brozek (ambas, ecuaciones de regresión lineal).

¿Cuáles son los cuestionamientos, que se le hacen a la validez científica del proceso de extrapolación de ecuaciones de regresión lineal de la Densidad Corporal al cálculo del % Graso?

Quizás una de las visiones críticas más sólidas que ha analizado controversialmente al Modelo de 2 Componentes, haya sido la opinión del Dr. Alan Martin (Canadá), en una serie de publicaciones y referencias indexadas:

“Con el perfeccionamiento a través de los años, del método de Peso Hidrostático, y el uso de la Densidad Corporal en las ecuaciones de Siri y  de Brozek, este método se ha convertido en el procedimiento de referencia universal (“Gold Standard”), que sólo recientemente ha sido desafiado en su validez científica. También es una sorpresa para muchos investigadores, que el método de 2 Componentes jamás haya sido validado en seres humanos vivos” (Martin A. D. y cols, 1985; Martin A.D., 1989).

Los primeros cuestionamientos que fueron publicados tempranamente (Bakker H. K. y Struikenkamp R. S., 1977) ya planteaban que la ecuación de Siri (y también la de Brozek) asignaban un valor constante a la densidad de la  masa grasa (0,900), y un valor constante a la masa libre de grasa (1,100).

No hay crítica al valor asignado a la masa grasa, ya que la densidad de la misma ha sido medida, y es razonablemente constante (medida por la disección cadavérica; Martin A. D. y cols., 1994).

Lo que sí ha sido cuestionado científicamente es la asignación de un valor constante a la masa libre de grasa (o magra). La inferencia de una densidad constante (1,100 gr./ml) es un valor deducido de un trabajo original de A. Behnke (Behnke, A. R. y cols., 1942). El autor publica un valor de 1.0939 gr./ml, estimado por la gravedad específica de cerdos de Guinea eviscerados, y fue la evidencia que contribuyó a que se estimara la densidad fraccional constante en 1.100 gr./ml., en humanos.

¿Qué presunciones científicas que sustentan al Método Hidrodensitométrico, sus ecuaciones derivadas y la estrategia de extrapolación, hay que considerar cómo válidas para aceptar esta metodología de cálculo de la masa grasa y la masa libre de grasa, por defecto ?  (Martin A. D. y cols. 1986).

Para validar esta metodología hay que aceptar que el valor de la densidad de la masa libre de grasa, sea constante. Y para aceptar esta presunción, deberíamos presumir y aceptar:

a) Qué existe una proporción fija de sus componentes (muscular, óseo y residual) en un individuo, y que no existen grandes variaciones interindividuales.

b) Qué cada uno de los componentes de la masa libre de grasa tienen una densidad constante.

Estas dos presunciones son falsas e inconsistentes, basado de la evidencia publicada por varios autores a partir de la disección cadavérica (Clarys, J. P. y cols., 1984; Martin A. D. y cols., 1986).

Estos estudios probaron la “inconstancia” de la densidad de la masa magra al registrar un Desvío Standard (DS) de 0,02 gr./ml., en parte, generado por la alta variabilidad de la masa ósea. Ese valor de 0,02 gr./ml. es de una magnitud elevada si se considera la escala de variabilidad de la densidad de la masa libre de grasa, en seres humanos vivos.

Así como la constancia de la densidad de la masa libre de grasa no ha sido probada en cadáveres, tampoco ha sido demostrada en seres humanos vivos (Heymsfield S. B. y cols., 1989), quien obtiene por medios isotópicos, el mismo DS de 0,02 gr./ml.

¿Por qué las ecuaciones que extrapolan la DC no debe ser consideradas “Gold Standard” o método de referencia de “oro”?

Porque el DS de 0,02 gr./ml. genera desviaciones inconstantes en las ecuaciones de Siri y de Brozek, con errores de cálculo del tejido graso en un rango del 8,5 % al 22,3 %. En un rango de una escala de normalidad del % de tejido graso / adiposo que puede estimarse del 10 % al 40 %, tener errores inconstantes del 8 al 22 % cuestiona la validez de estas ecuaciones y métodos, así como afecta el grado de confiabilidad o reproductibilidad.

Además, estudios cadavéricos, o reportes por métodos no antropométricos (DEXA, RMN) coinciden en que las ecuaciones de Siri y de Brozek, subestiman severamente el % de tejido graso, especialmente en deportistas.

Finalmente, se han publicado informes individuales y/o tablas normativas, de % de grasa, en deportistas varones y mujeres, que van del  5-7 % al 15-18 % (respectivamente), con valores remanentes  de 93-95 % a 85-88 % de masa libre  de grasa (magra), lo cual no tiene ningún sustento científico ni razonabilidad morfológico-anatómica.

No Comments

Post A Comment