Los 4 Factores que intervienen en el gasto energético

factores gasto energético

Los 4 Factores que intervienen en el gasto energético

Nuestro organismo gasta y consume energía por cuatro vías diferentes. Si logramos identificar estos cuatro factores y asociar el nivel de implicación de cada uno de ellos podremos cuantificar de forma aproximada la cantidad de energía que consumimos de forma diaria. Esto nos permitirá reponerla a través de la alimentación de la forma más eficiente posible y por extensión nuestros niveles de energía no se verán alterados de forma negativa. Las cuatro vías por las que se produce gasto energético son:

El índice metabólico basal (IMB) o gasto energético basal (GEB)

Es la cantidad de energía necesaria para el mantenimiento de los procesos vitales básicos (respiración, metabolismo celular, función cardiovascular, renal, etc.). El IMB de un individuo puede medirse con suficiente aproximación en estado de ayuno (8-12 horas) y de reposo absoluto utilizando unos equipos denominados calorímetros.

Con un adecuado plan de entrenamiento y una buena programación dietética podemos, hasta cierto punto, modificar nuestro gasto energético basal.

Existen fórmulas y ecuaciones matemáticas que permiten la determinación aproximada del GER a partir de los datos individuales de edad, sexo, altura y peso.

La termogénesis inducida por la dieta (TID)

Cuando cualquiera de nosotros ingiere un alimento que contenga proteínas, glúcidos o grasas se produce un gasto energético con producción de calor que tiene por objeto proporcionar la energía suficiente para digerir y metabolizar los nutrientes. A este gasto energético se le denomina termogénesis inducida por la dieta (TID) o también termogénesis postprandial. Sustancias como la cafeína y otros estimulantes son capaces de estimular la TID.

Máster nutrición deportiva

El gasto energético por actividad física (GAF)

Este factor por el que consumimos energía puede dividirse en dos a su vez:

El gasto energético por actividad cotidiana y laboral o NEAT

Representa a la energía gastada en actividades físicas que no sean deportes, como, por ejemplo, la energía gastada en el trabajo, al realizar las tareas cotidianas de la casa o con el simple cuidado de mascotas (como sacar a pasear al perro).

El gasto energético por actividad física deportiva programada

Representa la energía gastada en sesiones de entrenamiento o en la realización de un deporte.

El gasto energético total diario (G.E.T.) de un individuo está determinado por la suma del gasto energético en reposo, la termogénesis y la actividad física.

gasto energético diario

No Comments

Post A Comment