Entrenamiento funcional americano - ISAF

EL FUTURO DEL ENTRENAMIENTO FUNCIONAL AMERICANO

El entrenamiento funcional americano como deporte está evolucionando y su sistema de entrenamiento se actualiza paulatinamente. Christian Thibaudeau trabaja con gran cantidad de competidores de entrenamiento funcional americano afirma que le encanta entrenarlos porque “son los trabajadores más duros y con las mejores técnicas”, contrariamente a lo que la mayoría de gente piensa.

Thibaudeau describe en este artículo, traducido y adaptado por ISAF, el futuro del entrenamiento funcional americano y su estrecha relación con el levantamiento de pesas. Muchos entrenadores de alto nivel de entrenamiento funcional americano son ex competidores de esta disciplina, como Matt Fraser y Lauren Fisher.

Para este entrenador “es necesario ser excepcional en los grandes levantamientos porque nadie gana por sus habilidades innatas”. Hoy en día, la competencia es tan estrecha en este campo que cada segundo cuenta, expresa que “se necesitan habilidades en la técnica más que nunca” y recomienda que gran parte del entrenamiento debe ser en base a los levantamientos olímpicos.

En este aspecto, deben realizarse ciertas consideraciones. Se cuenta con entrenamientos en los que se van incrementando los pesos y en la mayoría de ocasiones se trata de variaciones en los levantamientos olímpicos. Estas variaciones se incluyen cada vez más en los entrenamientos diarios de entrenamiento funcional americano (Workout of the Day, WOD).

En el futuro, señala el autor que “los competidores más inteligentes de entrenamiento funcional americano serán básicamente levantadores olímpicos con gran capacidad de trabajo, ya que entrenarán como levantadores de pesas de alto nivel”. Además, asegura que cada vez habrá más atletas de entrenamiento funcional americano en las competiciones de levantamiento de pesas.

Thibaudeau recomienda tener en cuenta:

1. Poseer una gran técnica

Supera con creces las que se ven en los demás atletas, exceptuando a los halterófilos de élite. Una buena técnica ayuda a “mantener un excelente trabajo diario”.

2. Es imprescindible tener una “técnica depurada”

“Cuanto más estable o depurada sea, menos probabilidades tendrá de perder tiempo en un WOD competitivo. La única manera de conseguirla es mejorar la fuerza y la coordinación, por lo que es necesario entrenar los levantamientos con frecuencia y de forma correcta”.

3. Aprenda a utilizar correctamente las piernas

Una de las primeras estrategias de levantamiento de los competidores de entrenamiento funcional americano se centra en la parte inferior del cuerpo. Se realizan ejercicios como: peso muerto, balanceos con kettlebells u otros específicos para que la posición de la espalda sea la correcta. El autor señala que “muchos competidores necesitan aprender cómo tirar de su cuerpo utilizando sus piernas, no su parte superior”. En este vídeo se muestra este tópico.

4. Técnica y fuerza son los primeros objetivos

El autor señala que en “las competiciones de levantamiento de pesas es necesario el desarrollo de un levantamiento de calidad, perfeccionando la técnica, la fuerza y haciendo el 75-85% de su 1RM”. Destaca que la mayor parte de este trabajo se debe centrar en el rango 75-85% para conjuntos de 3 repeticiones, por lo que antes de marcarse grandes objetivos primero hay que adquirir la técnica, después la estabilidad y a continuación la fuerza.

5. Perder con menos frecuencia

Señala que hay dos escuelas de pensamientoEn primer lugar, están “los búlgaros”, en los que el levantador tiene un máximo de intentos por día y permite un máximo de 6 repeticiones con un peso dado. Si no lo consiguen se detienen. Por otra parte están los “rusos y chinos” que siempre incluyen altas repeticiones en sus entrenamientos. Thibaudeau pertenecía a la primera escuela, pero afirma que “si supiera entonces lo que sé ahora, hubiera logrado mucho más. Mi técnica era muy inconsistente, aunque ser un mal levantador me ayudó a convertirme en un buen entrenador”.

6. Utiliza el peso apropiado.

Thibaudeau recomienda al planificar los pesos empezar por aquellos que se puedan levantar sin ninguna preparación especial y puedan realizarse de 7 a 8 repeticiones.

7. Hay que dejar de lado la mentalidad de “Récords Personales” (PR)

El autor explica que “cuando se trata de levantamientos olímpicos y de movimientos básicos de fuerza, parece que lo único que importa son los PR”. Afirma que existe una gran “obsesión por hacer el mejor tiempo, todas las rondas posibles y siendo el más rápido”. Aconseja entrenarse y prepararse para obtener los mejores récords desarrollando la técnica más eficiente: “con el entrenamiento adecuado se llegará a un punto donde la técnica será eficiente y los músculos mucho más fuertes., por lo que los PR vendrán de forma natural”.

Señala también que intentar un PR cuando la técnica no es estable es una pérdida de tiempo.

La pizarra (scoreboard) y los AMRAPs (realiza las máximas repeticiones que te sean posibles)

Christian Thibaudeau considera que “los deportistas de entrenamiento funcional americano en competición no tienen la condiciones para desarrollar la fuerza”. Para ser un competidor fuerte señala que hay que controlar el 70% de los récords de levantamiento de powerlifting.

Aun así, lanza algunas cuestiones. ¿Todos los competidores de alto nivel de entrenamiento funcional americano poseen niveles de fuerza de élite? “No, ni tampoco todos ellos tienen una fuerza equilibrada”. ¿Por qué un competidor de entrenamiento funcional americano necesita ser fuerte? “Porque cuanto más fuerte se sea, más ligero será el peso en el WOD”.

A pesar de ello, afirma que “ser fuerte no es garantía de tener buenos resultados. Sin embargo, tener fuerza permite alcanzar resultados más altos una vez se domine la técnica óptima de levantamiento olímpico.”

En cuanto a la pizarray el marcador de tiempo, Thibaudeau señala que “la mayoría de los problemas asociados con el entrenamiento de entrenamiento funcional americano radican en estos elementos, pues los deportistas tienden a compararse para impresionar a otros competidores”. No hay que olvidar que “un entrenamiento sirve para construir el cuerpo, habilidades y capacidades físicas, no para retarse continuamente en el gimnasio”.

Destaca que un deportista puede marcarse muchos retos pero si lo hace continuamente, aumenta el riesgo de lesiones y agota su capacidad de recuperación. El entrenamiento “debe mantenerse dentro de las capacidades de recuperación, de lo contrario las adaptaciones positivas se convertirán en adaptaciones negativas (estancamiento y regresión).

Su consejo es “ignorar la pizarra” porque si el objetivo principal es ir rápido, la técnica se descuida. Afirma que “una vez te deshaces de esa pizarra, la mentalidad cambia: estás en el gimnasio entrenando, no compitiendo”. Y añade que ningún atleta en el mundo, entrena con el mismo nivel de intensidad que compite.

Sobre los AMRAPs el autor señala que el atleta se centra en hacer el mayor número de repeticiones posible y no un entrenamiento de calidad e intensidad en cada ejecución.

Nutrición adecuada.

Thibaudeau señala un dato curioso: “nunca deja de sorprenderme la cantidad de botellas de suplemento que llevan los deportistas de entrenamiento funcional americano la mayoría de ellos están usando un producto ineficaz para los objetivos específicos. La suplementación puede resultar completamente contraproducente”.

Afirma que no está en contra del uso ocasional de estimulantes aunque prefiere “usar suplementos que afectan al sistema nervioso de una manera más precisa, como por ejemplo aquellos que aumentan la confianza y la coordinación, entre otros”. Por ello, ”los estimulantes puros, como las bebidas energéticas, deben mantenerse como herramienta ocasional y utilizarlas cuando no se tiene energía. El uso diario es contraproducente”.

Sin embargo, señala que la nutrición durante el entrenamiento es fundamental para maximizar la recuperación: “Su optimización durante el período de entrenamiento es lo más importante para maximizar sus beneficios”.

Destaca también que “hay un gran problema en el entrenamiento de entrenamiento funcional americano porque la gente tiende a llegar al límite y no respeta a los periodos de recuperación del cuerpo”. Por ello, “si puede entrenar más duro sin exceder su capacidad de recuperación, progresará a un ritmo más rápido”.

Thibaudeau resume que “en el futuro, los mejores atletas serán los que entrenan como deportistas profesionales, planifican su entrenamiento acorde a sus posibilidades, utilizan la fuerza de manera adecuada, son conscientes de su capacidad de recuperación y usan suplementos inteligentemente”.

En ISAF conocemos la importancia de la especialización en las diferentes áreas deportivas, como el Entrenamiento Funcional. Ofrecemos a deportistas y profesionales  formación basada en los últimos estudios científicos y experiencias profesionales.  Para tener más información sobre el curso de entrenador funcional de alto rendimiento + ampliación a máster puedes visitar nuestra web.

No hay comentarios

Publica un comentario