Importancia de la hidratación para la salud y el deporte

importancia de la hidratación

Importancia de la hidratación para la salud y el deporte

El agua es la biomolécula más abundante; todos los seres vivos precisan de ella. La inmensa mayoría de las reacciones bioquímicas se desarrollan en un medio hidratado y obedecen a las leyes fisicoquímicas de las disoluciones acuosas. Aunque es posible resistir algunas semanas sin comer, sólo se puede sobrevivir durante pocos días sin agua. Una adecuada hidratación es imprescindible para el mantenimiento de la salud y para un óptimo rendimiento deportivo.

Si la hidratación corporal no es la correcta, en nuestro organismo se dificultan numerosas actividades biológicas fundamentales tales como:

  • Regulación de la temperatura
  • Regulación de la concentración de la sangre y otros fluidos biológicos.
  • Eliminación de residuos y detoxificación corporal. En condiciones de deshidratación existe un mal funcionamiento de riñones, hígado…
  • Regulación de las reacciones metabólicas.

Una correcta hidratación es fundamental para una recuperación corporal después del entrenamiento y para un eficiente almacenamiento de glucógeno tanto a nivel muscular como hepático.

La pérdida de agua durante la actividad física a través del sudor puede llevar a la deshidratación de los compartimientos de líquidos tanto intracelulares como extracelulares y a la pérdida gradual del rendimiento deportivo.

Esta pérdida depende de numerosos factores, tales como: la intensidad y la duración del ejercicio realizado y de las condiciones ambientales (temperatura, humedad, velocidad del viento).

Una deshidratación de solo el 1% del peso corporal total puede limitar la habilidad del cuerpo para liberar el exceso de calor corporal producido por la contracción de los músculos, esto lleva a una elevación de la temperatura del cuerpo hasta niveles altos y peligrosos. También puede aumentar la tensión cardiovascular (elevación desproporcionada de la frecuencia cardiaca durante el ejercicio) y puede llevar a la fatiga prematura disminuyendo el rendimiento.

Es común que las personas se deshidraten entre un 2%-6% de su peso corporal durante el ejercicio, principalmente en un ambiente caluroso.

Todas estas alteraciones se evitan mediante una adecuada ingesta de líquidos antes de la actividad física y una adecuada reposición de fluidos durante y después de la actividad.

monitor composicion corporal

La hidratación se debe utilizar como instrumento para la reducción del riesgo de lesión térmica.

Uno de los inconvenientes para cumplir estas recomendaciones es que generalmente, durante y después del ejercicio, las personas no consumen tantos fluidos como los que pierden por sudoración, y la ingesta voluntaria de agua solamente repone alrededor de dos tercios de la que se pierde en forma de sudor.

Por otro lado, tampoco existe educación suficiente por parte de los entrenadores y deportistas acerca de la importancia de la hidratación adecuada, o un estímulo continuo para que los deportistas sigan un programa organizado de reemplazo de fluidos así como el pesaje previo y posterior a una actividad física para saber exactamente cuánto líquido reponer y por lo tanto aumentar la efectividad de la ingesta de líquidos.

Otro punto a tener en cuenta es lograr la fácil disponibilidad de las bebidas durante todo el tiempo de entrenamiento y la competencia.

Aunque se ha observado malestar gastrointestinal en algunos individuos que han intentado beber cantidades equivalentes a sus pérdidas por sudoración (principalmente en más de 1 litro por hora) esta respuesta parece ser individual, es decir que depende de la tolerancia de cada persona y no existe una relación clara entre el volumen de líquido ingerido y los síntomas de molestias gastrointestinales. Además, el no mantener una correcta hidratación durante el ejercicio por no beber las cantidades adecuadas de líquido podría contribuir también a la aparición de síntomas de malestar gastrointestinal.

Por lo tanto, se debería estimular a los individuos a que consuman, durante el ejercicio, la máxima cantidad de fluidos que puedan tolerar sin tener molestias gastrointestinales intentando llegar a un equivalente de la pérdida por la sudoración.

No Comments

Post A Comment