Ciclo de la Cartina - ISAF

LA CARNITINA: ¿UN PRODUCTO MILAGROSO PARA PERDER GRASA?

La carnitina es utilizada cada vez más por los deportistas como fuente de energía de forma efectiva, incrementando favorablemente el rendimiento deportivo, pero, ¿sabemos realmente si nos ayuda?

La carnitina se asocia a un producto que sirve para adelgazar, perder grasa y reducir peso.Con una amplia distribución en todo el mundo, esta molécula milagrosa se dirige a las personas que padecen sobrepeso, aunque también enfoca su venta a mejorar el rendimiento de los atletas.

En este sentido, la carnitina promete a los deportistas ayudar en el uso de los ácidos grasos como fuente de energía de forma efectiva, incrementando favorablemente el rendimiento deportivo.

Ante este producto tan asombroso, se nos abre unos cuántos interrogantes sobre sus efectos reales y sobre lo que dicen las investigaciones científicas al respecto. En este artículo analizaremos si verdaderamente la carnitina es un producto milagroso.

¿Qué es la carnitina?

La carnitina es un nutriente no esencial que fabrica nuestro propio organismo en algunos órganos vitales como el hígado y los riñones a partir de aminoácidos precursores como la lisina o la metionina.

También podemos obtenerla de forma natural en alimentos de origen animal como la carne y en menor cantidad en frutas y vegetales.

Su función en nuestro organismo

  • Esta sustancia suele almacenarse principalmente en los músculos, tanto cardíaco como esquelético. En estos tejidos tiene varios papeles relacionados con el metabolismo de las grasas y los hidratos de carbono.
  • La carnitina es un componente de algunas enzimas (CPT – I, CPT- IIy  CAT) y se encarga de transportar los ácidos de cadenas largas al interior de las mitocondrias para que puedan ser usados como fuente de energía.
  • Durante el ejercicio, la carnitina también influye en mantener la disponibilidad de coenzima – A, una coenzima que interviene en el ciclo de la oxidación de los ácidos grasos.

Situaciones de uso

Cuando la actividad de la carnitina muscular es inadecuada o insuficiente, como ocurre en algunas enfermedades congénitas del metabolismo, los individuos presentan anomalías en los lípidos y una limitación en su rendimiento deportivo. La suplementación con carnitina en estos casos ayuda a atenuar los síntomas.

Si la suplementación con carnitina influye positivamente en aquellos sujetos con un déficit de esta sustancia, ¿podría ser factible su utilización para potenciar los efectos en individuos con valores normales de carnitina almacenada?

Si los suplementos de carnitina ayudaran a aumentar la cantidad de esta sustancia a nivel muscular sí podría funcionar, pero ¿esto es posible? ¿Qué dictan los estudios científicos?

Efectos en el rendimiento deportivo

Los estudios han mostrado un aumento en los niveles de carnitina en plasma tras su uso como suplemento, sin embargo sus niveles en el músculo no se incrementan.

Aunque, un estudio reciente mostró que es posible un aumento en la captación de esta sustancia a nivel muscular con la estimulación de la secreción de insulina y la concentración elevada de carnitina en el plasma, sin embargo para demostrarlo se requerirían nuevos estudios al respecto para contrastar esta teoría.(Stephen y cols. 2006).

Además, las concentraciones musculares normales de carnitina parecen ser adecuadas para la función máxima de la CPT – I y la CPT – II, enzimas que intervienen en el transporte de ácidos grasos a la célula para su posterior transformación en energía.

Por otro lado, la demostración científica muestra que el uso de carnitina como suplemento no ayuda a incrementar el rendimiento deportivo, pues es incapaz de aumentar la eficacia en la utilización de ácidos grasos libres por parte de las células musculares.

Efecto en la composición corporal

Entre los estudios que podríamos destacar se encuentra uno realizado con mujeres sedentarias,  moderadamente obesas, que por su parte no encontró evidencias de una mejora en la pérdida de grasa corporal con el empleo de carnitina. (Villani y cols.2000).

En este sentido, los datos anteriores podrían cambiar nuestra visión de la carnitina, ya que su uso no ha demostrado tener los efectos deseados.

Así que sí tomarla no tiene efectos beneficiosos, podríamos preguntarnos si por el contrario, pudiera tener algún efecto secundario no deseado.

Posibles contraindicaciones

Aunque los estudios de suplementación con carnitina a corto y largo plazo informan que la carnitina parece ser segura, esto es aplicable a las preparaciones de L-Carnitina.

En este sentido, debemos diferenciar entre la L-Carnitina y la D-Carnitina. La L y la D son utilizadas por los científicos para diferenciar la carnitina activa en el cuerpo (L) de la otra forma de carnitina disponible (D).

Sobre la D-Carnitina se ha demostrado que causa el agotamiento de la L-Carnitina en los tejidos, generando así una deficiencia (Clarkson, 1992). Se recomienda a los deportistas evitar las preparaciones comerciales de este nutriente que no especifiquen claramente que contienen más del 99% de L-Carnitina en su composición.

No hay comentarios

Publica un comentario