entrenamiento funcional correctivo - ISAF

LAS CLAVES DEL ENTRENAMIENTO FUNCIONAL CORRECTIVO

Desde mediados de la década de los ochenta, la industria tecnológica ha ido avanzando y evolucionando. Este avance, ha tenido mucha influencia en la sociedad a nivel laboral, vida cotidiana e incluso de entretenimiento.

Obviamente el avance de la tecnología ha significado el progreso en muchos aspectos de la vida del ser humano. Nos permite estar al tanto de lo que ocurre en la parte opuesta del planeta, nos permite realizar trabajos de forma más rápida y eficaz y también permite que nos desplacemos a largas distancias sin invertir demasiado tiempo. Pero, ¿ha supuesto un avance en todas las facetas del ser humano?

Algunas investigaciones sugieren que el dolor musculoesquelético es más común ahora de lo que era hace 40 años.

¿A qué es debido este hecho? Pues precisamente a este avance tecnológico.

Dicho avance ha significado una disminución drástica en la actividad física de las personas.

En primer lugar, ya no se trabaja del mismo modo que se trabajaba antes. El desarrollo de la maquinaria tecnológica en cualquier empleo ha significado un descenso en la actividad física al cumplir con este trabajo y por extensión la funcionalidad de nuestro sistema locomotor también ha disminuido o empeorado. Debido a esto es más común la aparición de dolores o lesiones en diversas zonas de nuestro sistema musculoesquelético.

Por otro lado, los jóvenes y las personas en general tampoco utilizan su tiempo libre de la misma forma que se usaba antes de este boom tecnológico. Antes es muy probable que se salieran a pasear, hacer senderismo por el monte, jugar a algún tipo de juego al aire libre. Ahora esto es cada vez menos usual.

Las personas, en especial los jóvenes, prefieren quedarse en casa viendo la tele, jugando a algún videojuego electrónico o utilizando sus redes sociales. Este hecho, ha influido muy negativamente en la sociedad.

Debido a esto, un perfil de vida sedentario suele ser cada vez más habitual y por extensión, un aumento de la obesidad, sobretodo infantil. Esta es otra de las causas de los dolores y lesiones en el aparato locomotor, un exceso de grasa. Si esto además se añade a la disfuncionalidad provocada por nuestro estilo de vida poco activo entonces estamos perdidos.

Como nuestras vidas incluyen menos actividad física, estamos menos preparados para participar en actividades como entrenamiento de fuerza, el deporte del fin de semana o simplemente jugar con tu hijo en el parque y, por tanto, tenemos un mayor riesgo de lesionarnos.

De hecho, los profesionales de la salud afirman que en general el cliente de un gimnasio de hoy no se encuentra preparado para comenzar una actividad física al mismo nivel que podría hacerlo un cliente típico de hace 20 años. Por tanto, los programas actuales no pueden ser los mismos que los del pasado.

Los profesionales del campo de la salud y el fitness deben encargarse de crear programas que se ocupen de la capacidad funcional como parte de un programa seguro, diseñado especialmente según el perfil y necesidad de cada persona. Los programas deben considerar al tipo de persona, su entorno y las tareas que realiza, además de tener en cuenta las posibles lesiones o descompensaciones que pueda tener.

De ahí el surgimiento de un nuevo método de entrenamiento y actividad física que vaya en busca de devolver la funcionalidad a una persona y solucionar sus problemas de salud postural. Se trata del método correctivo funcional.

 ¿Qué es y en qué consiste?

El método correctivo funcional es un término utilizado para describir el proceso sistemático de identificación de un desequilibrio neuromusculoesquelético, desarrollando un plan de acción e implementando una estrategia correctiva integrada.

Ocuparse de todos los desequilibrios musculares y de las deficiencias que pueda tener para mejorar su función y disminuir el riesgo de lesión será nuestro objetivo como profesionales del ejercicio correctivo.

Esta estrategia requiere el conocimiento y la aplicación de tres etapas:

1. Identificar el desequilibrio mediante evaluaciones.

2. Organizar y diseñar el programa correctivo.

3. Implementar las cuatro fases de ejercicios correctivos.

Implementar esté sistema en los centros deportivos es cada vez más necesario debido a las razones anteriormente expuestas, y echando un vistazo a la situación, pinta que será imprescindible el uso de este método en el futuro.

No Comments

Post A Comment