Orígenes del Método Pilates

metodo pilates

Orígenes del Método Pilates

El método Pilates de ejercicios fue desarrollado en la primera mitad del siglo XX por Joseph Pilates, quien de niño sufrió graves problemas de salud, y que gracias a su determinación logró superar sus limitaciones hasta convertirse en un gran atleta. Entre sus primeros discípulos había numerosos bailarines, artistas circenses y actores, que practicaban el programa de Pilates como método de acondicionamiento físico, para mantener la flexibilidad y ganar fuerza, y como tratamiento de rehabilitación de lesiones.

Actualmente es practicado por miles de personas en todo el mundo, y existen diferentes escuelas de Pilates, que enseñan y practican estilos diferentes, por lo que se trata de un método en constante evolución. Pero Pilates no es sólo un programa de ejercicios, o únicamente un conjunto de movimientos calculados. Su creador concibió el programa Pilates con el objetivo de lograr el bienestar total, y como una forma de acondicionamiento físico que integrase el cuerpo y la mente.

Características del método Pilates

El método clásico de Pilates se basa en la alineación corporal y la respiración correcta, utilizando como base de sustentación una zona que Joseph Pilates denominó “Powerhouse” (centro de energía), y que se corresponde con la musculatura del tronco, principalmente los abdominales, la base de la espalda y los glúteos. Mediante el fortalecimiento de este conjunto de grupos musculares se facilita el libre movimiento del resto del cuerpo. Por lo general, los ejercicios de Pilates se efectúan en diferentes posiciones, evitando impactos o presiones excesivas sobre los músculos, articulaciones y tejidos.

Pilates está basado en un programa de ejercicios lentos y controlados, en los que se busca la máxima precisión, efectuando pocas repeticiones, y en los que cada movimiento está diseñado para ejercitar el músculo en su máxima extensión. Cada ejercicio se repite entre 5 y 10 veces, con movimientos cortos, siguiendo una secuencia precisa y definida que incorpora un patrón respiratorio concreto. Estos ejercicios ayudan a fortalecer y estirar los músculos sin aumentar su masa. El énfasis se sitúa en la calidad del movimiento, y no en la cantidad de repeticiones. Joseph Pilates diseñó más de 600 movimientos o ejercicios para ser practicados sobre suelo, utilizando el propio peso del cuerpo para proporcionar resistencia, o bien con la ayuda de una serie de aparatos específicos. Es un método anaeróbico, lo que hace del Pilates un trabajo adecuado para complementarlo con alguna actividad aeróbica.

Adaptabilidad

Una de las características principales del método Pilates es su adaptabilidad. Debido a esto, cualquier persona puede practicarlo, con independencia de su edad y forma física. La sesión de ejercicios puede ser diseñada para acomodarse a las condiciones físicas específicas de una persona o a unos objetivos de entrenamiento concretos. Los principios de Pilates son aplicables a todas las formas de movimiento y ejercicio, tanto en el deporte como en las actividades de la vida cotidiana. En la actualidad Pilates se enseña en estudios privados, instituciones académicas, y centros de fitness, y personas de todos los grupos de edad están disfrutando de sus beneficios, desde alumnos de educación infantil hasta ancianos con más de noventa años y con movilidad reducida. Por consiguiente, la capacidad de adaptación a todo tipo de públicos es probablemente una de las razones del éxito de Pilates.

método pilates

Objetivo del método Pilates

El método Pilates puede integrarse también como parte de un programa de ejercicios de rehabilitación o de terapia física, diseñados para recuperar más rápidamente lesiones de ciertos tejidos o para prevenirlos. Se trata de versiones modificadas de esta técnica, que deben ser dirigidas por personal especializado.

El objetivo del método Pilates es lograr un control preciso del cuerpo de la forma más saludable y eficiente posible. En definitiva, conseguir un equilibrio muscular, reforzando los músculos débiles y alargando los músculos acortados. Como consecuencia, lleva a aumentar el control, la fuerza y la flexibilidad del cuerpo, respetando las articulaciones y la espalda. De este modo, el método permite conseguir la armonía entre el cuerpo y la mente, desarrollando los movimientos con fluidez y equilibrio.

La Pilates Method Alliance ®, afirma que:

“El ejercicio Pilates se centra en la simetría postural, en el control de la respiración, en la fuerza abdominal, en la estabilización de la columna vertebral, la pelvis y los hombros, en la flexibilidad muscular, en la movilidad articular y el fortalecimiento. Mediante la ejercitación de las articulaciones en toda su amplitud, y no de grupos musculares aislados, se ejercita todo el cuerpo, integrando las extremidades superiores e inferiores con el tronco.”

La práctica regular de Pilates reporta numerosos beneficios:

  • Refuerza y tonifica los músculos.
  • Desarrolla un cuerpo armónico.
  • Mejora la capacidad vascular.
  • Alivia problemas relacionados con el estrés.
  • Mejora la movilidad articular.
  • Corrige la postura y la alineación corporal.
  • Aumenta la confianza en uno mismo y la autoestima.
  • Aporta agilidad, coordinación, equilibrio y flexibilidad.
  • Mejora la concentración, la atención y la capacidad de relajación.
  • Aumenta la resistencia.
  • Aumenta la conciencia del propio cuerpo.
  • Alivia la mayoría de dolores musculares, de espalda y cuello.
  • Mejora la calidad del sueño.
  • Al trabajar la musculatura del suelo pélvico mejoran muchas patologías sexuales.
No Comments

Post A Comment