Precocinados: ¿son alimentos saludables o no?

Hoy en día somos muchos los que llevamos un ritmo de vida acelerado. En ISAF, nuestro centro de formación deportiva, sabemos que este ritmo perjudica mucho nuestra vida, convirtiéndonos en personas más sedentarias. Sin embargo, este no es el único problema. En muchas ocasiones, por falta de tiempo, abusamos de los precocinados, pues son más rápidos y fáciles de hacer.

Si eres una de las personas que se siente identificada con el abuso de la comida precocinada presta mucha atención a nuestro post, en él te contamos desde qué son los alimentos precocinados, hasta que tipos hay, cuáles son sus ventajas e inconvenientes y qué valor nutricional tienen.

¿Qué son los alimentos precocinados?

Los alimentos precocinados son aquellos que van envasados y necesitan muy poca preparación para servirse en un plato. En muchas ocasiones basta con calentarlos en un microondas.  Este tipo de alimentos han invadido, en los últimos años, los pasillos de los supermercados. Además, cada día son más los diferentes alimentos precocinados que podemos encontrar: arroces, pastas, legumbres, carnes y un larguísimo etcétera.

Tipos de alimentos precocinados

Existen muchos tipos de alimentos precocinados. En este artículo hacemos un listado de algunos de los más representativos:

Congelados

Los congelados son los platos precocinados que más abundan actualmente. Encontramos muchos alimentos de este tipo, como por ejemplo: pizzas, verduras, arreglos para arroces o cocidos, pastas como canelones o lasañas, etcétera.

Estos platos normalmente ya están elaborados y lo único que requieren es ser descongelados y posteriormente calentados.

Envasados al vacío

Para consumir alimentos envasados al vacío únicamente tienes que calentarlos. En este grupo de precocinados también puedes encontrar una larga lista de alimentos, aunque los más habituales son los pollos de los supermercados, las tortillas e incluso jamón y otros fiambres.

Sobres

Las comidas precocinadas que encontramos en sobres suelen prepararse con agua. Las más comunes son las sopas, los purés e incluso salsas de todo tipo, como por ejemplo, salsa a la pimienta.

Conservas

Estos alimentos no necesitan mantenerse en frío y perduran mucho tiempo. Normalmente los encontramos en latas o tarros de cristal y lo único que necesitan para consumirse es ser calentados.  Encontramos una gran variedad de alimentos en este grupo: lentejas, fabadas, tomate, etcétera.

tecnico especialista nutricion deportiva composicion corporal

Ventajas e inconvenientes

Todos los alimentos que hemos mencionado con anterioridad tienen una ventaja común: la facilidad y la rapidez en la elaboración.

Sin embargo, la lista de inconvenientes es mucho más elevada y llamativa. En este artículo te citamos algunos de los principales inconvenientes de las comidas precocinadas, muy importantes, sobre todo, para la nutrición deportiva:

  • Azúcares: los alimentos precocinados contienen un elevado porcentaje de azúcar, sobre todo, en comparación con los alimentos frescos.
  • Aditivos: para que estos alimentos perduren en el tiempo contienen gran cantidad de aditivos.
  • Sabor: a pesar de que sí son sabrosos por los aditivos y azúcares que contiene, son incomparables a los productos frescos en cuanto a sabor y calidad.
  • Digestiones: son más perjudiciales para nuestro organismo que los productos frescos, pues todo lo que contienen hace que las digestiones sean mucho más pesadas.

Valor nutricional de los alimentos precocinados

El procesamiento de los alimentos, pertenezca a un grupo u otro, conlleva alteraciones siempre. Normalmente, los alimentos precocinados pierden sus cualidades organolépticas y con ello sus propiedades nutricionales.

No obstante, este hecho siempre depende del proceso que se realice con el plato precocinado, puesto hay técnicas, por ejemplo de congelación, que garantizan la conserva de un alto porcentaje del valor nutricional del alimento, llegando a crearse precocinados saludables.

No obstante, a pesar de estas innovadoras técnicas, en ISAF siempre apostamos por una alimentación equilibrada y abundante en alimentos frescos, garantizándote así el valor nutricional de cada alimento que consumes.

No hay comentarios

Publica un comentario