Técnicas y estilos de natación

estilos de natación

Técnicas y estilos de natación

La natación es beneficiosa para personas de todas las edades. Incluso personas con limitaciones físicas a la hora de hacer ejercicio (personas con dolor de espalda, artritis, o enfermedades cardíacas, por ejemplo) pueden disfrutar de los beneficios del ejercicio en el agua. La natación es uno de los deportes más completos que presenta una alternativa para el entrenamiento cardiovascular, perder peso y tonificar los músculos, al mismo tiempo que inhibe en gran medida los impactos que se generan en la mayoría de las actividades físicas. A continuación, se describen algunas características básicas de los diferentes estilos de natación.

Estilo crol

El término “crol” proviene de la palabra inglesa “crawl” que significa “reptar”. Tuvo sus orígenes en Australia, en 1883, al observar a nativos que desarrollaban una técnica de nado con batido vertical de piernas y un movimiento combinado de brazos.

Es el estilo en el que se produce el desplazamiento por el agua con mayor rapidez, debido a que la acción alternativa de los brazos, apoyada por un batido constante de las piernas, produce una fuente continua de propulsión. Aunque la respiración se realice girando la cabeza hacia un lado, no debe permitirse al nadador que se acostumbre a respirar hacia un solo lado ya que, a largo plazo, induciría a una técnica desequilibrada, con errores que serían muy difíciles de eliminar. El nadador inspira a través de la boca y espira a través de la boca y la nariz debajo del agua.

Estilo espalda

La técnica de este estilo exige que el nadador permanezca sobre su espalda y no gire más de 90 grados alrededor de su eje longitudinal.

Es un estilo sin grandes problemas de mecánica respiratoria debido a que la cabeza permanece constantemente fuera del agua. Sus movimientos propulsores son similares a los del crol. Por eso se le llama también “crol de espalda”. El nadador de espalda no necesita un tiempo concreto para respirar, puesto que la cara no está sumergida. Sin embargo, el ritmo utilizado por muchos espaldistas es inspirar mientras un brazo recobra y espirar durante el recobro del otro brazo.

curso monitor natación

Estilo braza (Estilo pecho)

La braza es el estilo en el que la patada tiene tanta importancia como la acción de los brazos. Esta forma de nado está sujeta a unas reglas que, en muchas ocasiones, se han considerado demasiado estrictas. En síntesis, un nadador de braza debe: Mantener el nivel de los hombros en un plano horizontal, utilizar solamente movimientos simultáneos y simétricos de las piernas, romper la superficie del agua con alguna parte de su cabeza durante cada brazada, excepto cuando esté sumergido después de una salida o de un viraje, donde se permite completar un ciclo completo de brazada sumergido, evitar movimientos como batida de delfín o cualquier movimiento alternativo de piernas.

La respiración no es problema en este estilo, ya que el nadador inspira en cada brazada cuando la cara se eleva claramente por fuera del agua, en el momento en que las manos se llevan hacia dentro. A continuación, se espira dentro del agua a través de la boca y de la nariz.

Estilo mariposa

La mariposa es el segundo estilo más rápido después del crol. Debido a que este estilo requiere mucha fuerza en los brazos y buena coordinación, es bastante difícil de realizar por personas principiantes. La mariposa emplea la batida de delfín, similar a la batida de crol doble.

Lo que se observa cuando se ve nadar a un mariposista, es el característico movimiento ondulatorio del cuerpo. Este movimiento no se realiza conscientemente, sino que es el resultado de una perfecta coordinación entre los movimientos de los brazos durante el recobro y las fases descendentes de la acción de las piernas.

No Comments

Post A Comment